Where Does One Find God? II

Look back and thank God.
Look within and find God!
Look forward and trust God.
Look around and serve God.

How’s your Forty Days going? Remember my homily two weeks ago and then again on Ash Wednesday? The significance of entering into the Forty Days of penance is to enter Forty Days of seeking reform of life and relationships. We’re 18 days into the pilgrimage. How’s it going for you?

The poem above can be divided into four “signposts” for the pilgrimage.

I. Look back and thank God.
Last week we looked “back,” to see the road that has brought us where we are. But, if we only look back, we’ll never move forward.
II. Look within and find God!
A second signpost on this Lenten pilgrimage is to look within to discover where God has been present and is present in our walk. Just as the tears of looking back can be of sorrow as well as of joy, we need to recognize God is present in both the obvious emotional moments as in the “absences” when we’re learning to walk alone. Whose wisdom and light is it that guides us to make the hard decisions deep within us? It is there, at the core of the onion which is our life that we can find the face of God.

Elijah (AKA Elias) went walking 40 days in the desert after an attempt to die because the world was against him. (1 Kings 19) God wasn’t finished with Elijah and called him out. God’s voice, “Elijah, what are you doing here?” Elijah responded to God’s question with his own problem. God then said “Go out and stand before me on the mountain.” An earthquake shook him to his core! A hurricane blew! A fire consumed the mountain! And the still breeze that came after defined Elijah’s new mission. Go to your mountain top and your cave to see and listen and hear!

What have been your earthquakes, your consuming passions and hurricanes? How have you confronted such in your life? Look within and find God.

Lent is the time to sit in the backyard, or on Franklin Mountain and to be quiet. You know the storms and struggles. Now is the time to be still. When our heart is allowed to go quiet, we can hear God.

So there’s your seven day deepening for this week! One memory or story a day of the passions and storms sitting quiet after each: “N., What are you doing here?”

fr. Charles

¿Dónde Encuentra Uno a Dios? II

Mira hacia atr√°s y da gracias a Dios.
¬°Mira dentro de ti y encuentra a Dios!
Mira hacia adelante y ten fe en Dios.
Mira alrededor de ti y sirve a Dios.

¿Cómo van sus Cuarenta Días? ¿Recuerdan mi homilía de hace tres semanas y otra vez el Miércoles de Ceniza? El significado de entrar en los Cuarenta Días de penitencia es de entrar en cuarenta días de buscar la reformación de nuestra vida y relaciones. Ya llevamos 18 días en nuestra peregrinación. ¿Cómo les va?

El poema citado arriba puede ser dividido en cuatro “postes indicadores” para la peregrinación.
I. Mira hacia atrás y da gracias a DiosLa semana pasada miramos “hacia atrás” para ver el camino que nos ha traído a donde estamos. Pero, si sólo vemos hacia atrás, nunca nos moveremos hacia adelante.
II. ¬°Mira hacia adentro y encuentra a Dios!
Un segundo poste indicador de esta peregrinación Cuaresmal es de ver dentro de uno para descubrir dónde ha esta Dios presente y está presente en nuestro caminar. Igual como las lagrimas de ver hacia atrás pueden ser de tristeza o de alegría, necesitamos reconocer que Dios está presente en los momentos emocionales obvios como en las “ausencias” cuando aprendemos a caminar solos. ¿De quién es la sabiduría y luz que nos guía para hacer las decisiones difíciles que llevamos profundamente dentro de nosotros? Es allí al “corazón de a cebolla” que es nuestra vida que podemos encontrar el rostro de Dios.

Elías (También conocido como Elijah) se fue caminando cuarenta días en el desierto después de un intento de morir porque el mundo estaba contra él.

(1 Reyes 19) Dios no había terminado con Elías y le llamó que saliera. La voz de Dios, “Elías, ¿que haces aquí?” Elías respondió a la pregunta de Dios con su propio problema. Luego le dijo Dios, “Sal fuera y quédate de pie ante mi, sobre la montaña.” ¡Un terremoto la sacudió fuertemente! ¡Sopló un huracán! ¡La montaña fue consumida por fuego! Y el viento suave y delicado que siguió caracterizó su nueva misión. ¡Ve a la cima de tu montaña y a tu cueva para ver, escuchar y oír!

¿Cuáles han sido tus terremotos, tu pasiones consumidoras y huracanes? ¿Cómo has enfrentado estas en tu vida? Mira dentro de ti y encuentra a Dios.

La Cuaresma es el tiempo para sentarte en tu jardín o en la Montaña Franklin y estar quieto. Conoces las tormentas y las luchas. Ahora es la hora de estar quieto. Cuando permitimos que nuestro corazón esté quieto, podemos oír a Dios.

¡De modo que allí está tu profundizar de 7 días para esta semana! Un recuerdo o historia por día de las pasiones y tormentas, manteniéndonos quietos después de cada uno: “Nombre, ¿Qué haces aquí?”

padre Charles

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s