Come to the Table! Take up the Mission

Who am I? What is my place? Why am I here? These are the questions that shape choices, values, actions, and relationships in a person’s life. But the answers to these three questions are fuzzy unless we know how to ask three more.

Who is God? What is the Church? Why was Jesus here? By learning to view the world and ourselves through the lens of these three core questions, we’re able to have clarity and understanding about the first three too. In knowing God, we discover our identity. In experiencing the life of the Church, we find belonging. In following Jesus, we’re given mission. Three questions answered by three more questions—and in each of our students programs, the point is to leave asking.

What’s my part? Probably the answer is buried in “What’s my hunger?” If you’ve ever felt lost in your own identity; if you’ve ever doubted your belonging, if you’ve ever been uncertain about your mission, then you could be precisely the catechist or the youth leader we’re looking for.

What keeps us from growing is our self-perception that some how we can’t, the time isn’t right, or there simply isn’t time at all. But all time is gift. Each moment in every place we are witnessing something. To live the “How?” of our witness is dependent on the need to grow. Growth in understanding our faith is within our grasp and integral to the way we live our lives. Anyone not need to eat and drink each day? So to must we feed and be feed spiritually. What’s on my table this week? From learning we can move to doing. From doing, we move to being on mission and to serving the Gospel.

What keeps us from serving is our self-perception to be ill equipped to collaborate. Sometimes we are, but the equipment comes with the question of our lives and the query to seek the answer. What’s your question? Come walk with others to discover the answer already present, the guiding hand already in yours. This is the role of ongoing Formation which leads us into service and the mission of the Church and our parish.

These next weeks are about how we are called to Mission and how we form and inform ourselves for the mission. Called in Baptism and at Jesus’ table, we are fed to feed others, served to learn to serve others. Come to the table! Come to learn! Come to mentor others in mission!

fr. Charles

¡Ven a la Mesa!
Acepta la Misión

¿Quién soy? ¿Qué es mi lugar? ¿Porqué estoy aquí? Estas son las preguntas que forman las opciones, valores, acciones y relaciones en la vida de una persona. Pero las respuestas a estas tres preguntas son borrosas sólo que sepamos cómo preguntar tres más.

¿Quién es Dios? ¿Qué es la Iglesia? ¿Porqué estuvo Jesús aquí? Aprendiendo a ver al mundo y a nosotros mismos por el lente de estas tres preguntas esenciales, podemos lograr claridad y entendimiento sobre las primeras tres preguntas también. Conociendo a Dios, descubrimos nuestra identidad. Experimentando la vida de la Iglesia, encontramos el pertenecer. Siguiendo a Jesús, se nos da una misión. Tres preguntas contestadas por tres más preguntas – y en cada uno de nuestros programas para estudiantes, el propósito es de dejarlos con preguntas.

¿Qué parte tomo yo? Probablemente la respuesta se encuentra en “cuál es mi hambre?” Si en algún tiempo te has encontrado perdido en tu propia identidad; dudado de tu pertenecer, o has estado inseguro de tu misión, entonces posiblemente seas precisamente el catequista o líder de jóvenes que buscamos.

Lo que nos detiene en nuestro crecimiento es nuestra propia percepción de que por alguna manera no podemos, no es el tiempo adecuado, o simplemente no hay tiempo. Pero todo el tiempo es un regalo. Cada momento en todo lugar somos testigos de algo. Vivir el “cómo” de nuestro testimonio depende en nuestra necesidad de crecer. Crecimiento en entender nuestra fe está dentro de nuestro alcance e íntegro a la manera en que vivimos nuestras vidas. ¿Alguna persona no necesita comer o beber cada día? Así también necesitamos comer y ser alimentados espiritualmente. ¿Qué está sobre mi mesa esta semana? De el aprender podemos avanzar al hacer. De hacer, nos movemos a nuestra misión y a servir al Evangelio.

Lo que nos detiene en servir es nuestra propia percepción que no estamos preparados para colaborar. Algunas veces no estamos, pero la preparación viene con la pregunta de nuestras vidas y la búsqueda de encontrar la respuesta. ¿Cuál es tu pregunta? Ven y camina con otros para descubrir la respuesta ya presente, la mano que guía ya en tu mano. Este es el papel de Formación continua que nos guía al servicio y la misión de la Iglesia y de nuestra parroquia.

Estas siguientes semanas son de cómo somos llamados a la misión y de cómo nos formamos e informamos para la misión. Llamados en el Bautismo y en la mesa de Jesús, somos alimentados para alimentar a otros, servidos para aprender a servir a otros. ¡Ven a la mesa! ¡Ven a aprender! ¡Ven a guiar a otros en la misión!

padre Charles

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s