My Hand ¿Qué pasó?

So! Where did Francois le Serpent come from? That’s the name the teens gave to my splint on their retreat last weekend.

I was in Jesuit Hall helping to close up from Los Quetzales’ practice. I noticed a window open and went to close it. I then tripped over a table on the floor, throwing myself toward the window. As I recall the right hand went for the window sill while my left hand went through one of the panes of glass. The rest happened rapidly!

Sergio Ledezma, one of the dancers, immediately was on me using his bandana to make a tourniquet putting pressure with his hand and my hand on the wound and calling for help from Jaime Carrasco, their director. He then was directing someone else to get towels and wash clothes from their bags to help stop the fountain of blood.

All the while he was directing the action, Sergio was escorting me out of the building and informed Jaime Garcia that he was driving us to the hospital.

We arrived at Del Sol ER, and a firefighter came to Sergio’s assistance in attempting to stop the blood flow. After several hours, I was admitted and received surgery the next day to repair the artery in the left hand. Dr. Pedro Chavez was the surgeon.
Who is Sergio Ledezma? He‚Äôs a 20 year old first year student at EPCC — and born leader! Thanks Sergio!
I saw Dr. Chavez last Monday and will see him tomorrow and on July 6th. The splint will stay on until the 6th. Then he will do a lesser wrap.

Dr. Chavez says I cut the artery and a nerve right at the carpel tunnel. The nerve will take a year to grow back the length of the hand, and that I will need some form of therapy.

Thank you all for your prayers and concern for me and my health. I find that even though it is a hand wound that I have been tire. There seems to be better stamina as the hand recoups. Everything does require a bit more time as I now have but one functioning hand. And more than pain as such, it is more a sense of fatigue with hand being restricted to one position. The muscles are not happy!

The biggest gratitude goes toward Sergio Ledezma for his quick response and Jaime Garcia, Jaime Carrasco and the other members of Los Quetzales for their quick response and assistance! ¬°Les agradezco
muchísimo!

fr. Charles

Mi Mano ¿Qué pasó?

¡Así que! ¿De dónde vino Francois la Serpiente? Ese es el nombre que le dieron los jóvenes a mi tablilla en su retiro el fin de semana pasado.

Estaba yo en el Salón Jesuita ayudando a cerrarlo después de la práctica de Los Quetzales. Noté que estaba una ventana abierta y fuí a cerrarla. Me tropezé con una mesa que estaba en el suelo, lanzándome hacia la ventana. Según recuerdo la mano derecha se fue hacia el umbral mientras que mi mano izquierda se fue por el vidrio de la ventana. ¡Lo demás sucedió rápidamente!

Sergio Ledezma, una de los bailadores, inmediatamente estaba sobre mí usando su pañuelo para hacer un torniquete poniendo presión en la herida con su mano y mi mano y pidiendo ayuda de Jaime Carrasco, su director. Luego estaba dirigiendo a alguien más que consiguiera toallas y trapos de sus maletas para ayudar a parar la fuente de sangre.

Mientras dirigía los hechos, Sergio me acompañaba fuera del edificio y informaba a Jaime García que ibamos al hospital.

Llegamos a la Sala de Emergencia en Del Sol, y un bombero vino a darle asistencia a Sergio para tratar de parar el flujo de la sangre. Después de varias horas, fuí admitido y fuí operado el siguiente día para reparar la arteria de la mano izquierda. El Dr. Pedro Chávez fue el cirujano.

¿Quién es Sergio Ledezma? ¡Es un hombre de 20 años en su primer año en el Colegio Comunitario de El Paso – nacido para ser lider! ¡Gracias, Sergio!

Consulté al Dr. Chávez el lunes pasado y también lo consultaré mañana y el 6 de julio. Tendré la tablilla hasta el 6 de julio. Luego será una venda más chica.

El Dr. Chávez dice que me corte la arteria y el nervio precisamente en el túnel carpiano. El nervio tomará un año para repararse lo largo de la mano, y que necesitaré alguna forma de terapia.

Gracias a todos ustedes por sus oraciones y sus preocupaciones por mí y mi salud. Encuentro que aunque sea una herida de la mano me he sentido agotado. Parece que tengo más resistencia según se recupera la mano. Todo requiere un poco más tiempo siendo que tengo sólo una mano funcionando. Y más que dolor, es más un sentido de fatiga con la mano limitada a una sola posición. ¡Los músculos no están contentos!

¡El más grande agradecimiento va para Sergio Ledezma por su respuesta inmediata y a Jaime Garcia, Jaime Carrasco y los otros miembros de Los Quetzales por su respuesta y asistencia rápida! ¡Les agradezco muchísimo!

padre Charles

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s